Nacionales

Ghi: «No hay margen para improvisaciones o medidas aisladas frente a coronavirus»

El intendente de Morón, Lucas Ghi, evaluó hoy que «no hay margen para improvisaciones o medidas aisladas» frente a la pandemia de coronavirus, respaldó la extensión del aislamiento obligatorio hasta el 7 de junio y destacó que «buena parte de la estructura productiva» de su distrito «ya está funcionando bajo estrictos protocolos» sanitarios.

«Seguimos muy ceñidos a las disposiciones provinciales y nacionales, no hay margen para la improvisación o medidas aisladas», dijo Ghi en diálogo con Télam sobre los pedidos de ciertos sectores para que se dé por finalizada la cuarentena.

Ghi contó que hoy el partido bonaerense que él conduce recibió nuevas autorizaciones del gobernador Axel Kicillof para la actividad industrial.

«Tenemos buena parte de la estructura productiva de Morón ya funcionando bajo estricto protocolo, pero funcionando», afirmó el jefe comunal a esta agencia.

Consultado sobre una eventual apertura de comercios, Ghi anticipó que esta semana podría haber novedades en el distrito.

«En la actividad comercial, la de barrio, en la que tanto el trabajador como el consumidor pueden ejecutar la operación comercial sin utilizar el transporte, seguramente haya novedades en el transcurso de esta semana», sostuvo.

No obstante, aclaró que «no sucederá lo mismo con la actividad comercial de los centros porque ahí la afluencia de público es mayor y el riesgo de propagación del virus también es mayor».

La otra pata que promete activar la economía local está contenida en la obra pública, tanto a través del programa nacional Argentina Hace, como el provincial «Plan de Infraestructura Municipal», lanzado ayer en La Plata por el presidente Alberto Fernández, Kicillof; el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; y la titular de Aysa, Malena Galmarini.

«En ambos programas nosotros ya habíamos presentado un plan, que fue aprobado y que tiene que ver con obras básicas para la comuna», explicó.

Pavimentación, extensión de agua de red y cloacas, reordenamiento de espacios públicos y fortalecimiento de la conectividad para una mayor cantidad de cámaras de vigilancia fueron algunas de las obras mencionadas por Ghi.

El intendente aclaró que el municipio tiene «una presencia permanente con postas sanitarias en todos los barrios», a partir del crecimiento de la curva de contagios de coronavirus en el AMBA y el alerta por la multiplicación de casos en los barrios vulnerables de la ciudad de Buenos Aires y del conurbano.

«Hace dos semanas tuvimos un primer caso en el barrio Carlos Gardel (ubicado detrás del Hospital Posadas), inmediatamente tratamos de sofocar la propagación del virus con rastrillajes y operadores sanitarios. Así, aislamos a cuatro personas que eran sospechosas en los hoteles que tenemos para estos casos», detalló el Intendente.

«Estuvieron aisladas durante 12 horas y, cuando llegó el resultado del test, volvieron a sus casas porque dio negativo; esa es la estrategia que llevamos adelante con mucha presencia y mucha conciencia social», relató Ghi.

Contó que el municipio alquiló las habitaciones de todos los hoteles del partido para tener disponibles plazas de aislamiento, tanto para casos de pacientes sospechosos, como para familiares.

Destacó, en la conversación con Télam, que el barrio Gardel, a diferencia de otros, pudo ser urbanizado y juzgó que «eso da una posición de fortaleza para combatir el virus».

«Creemos que la presencia del Estado en todas sus variables es clave porque es la detección rápida la que permite rápidamente cortar el circuito de propagación al virus y que no escale en los barrios con mayor densidad poblacional», reafirmó Ghi.

Fuente: Télam

Artículos Relacionados

«Pensar distinto no nos debe transformar en enemigos», dijo Sergio Massa

Dia uno

El Padre Paco pide que el impuesto a las grandes fortunas sea para siempre

Dia uno

Recuerdan al ex presidente del Banco Central, Aldo Pignanelli

Dia uno