Internacionales

Irlanda advierte sobre un proyecto de ley británico que amenaza el acuerdo del Brexit

Irlanda advirtió este jueves que la Unión Europea (UE) podría negarse a ratificar un posible acuerdo comercial posbrexit si el Reino Unido insiste en aprobar un proyecto de ley que revertiría el pacto que selló la salida de Londres del bloque regional en enero pasado.

Londres y Bruselas intentan acordar los términos de su futura relación, en particular a nivel comercial, a partir del año próximo, una vez que culmine el período de transición fijado para una salida organizada.

El Reino Unido abandonó la UE el 31 de enero pasado, pero ambos pactaron un período de transición hasta fin de año, durante el cual Londres sigue cumpliendo con las normas del bloque pero sin tener voz en sus decisiones.

De esta manera, se dieron tiempo de alcanzar un convenio que regule el comercio entre ambos.

Si no hay un acuerdo comercial del Brexit para el 1° de enero de 2021, el Reino Unido saldrá de la transición sin ese pacto y bajo las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Ya difíciles, las negociaciones se complicaron aún más a comienzos de este mes por un proyecto de ley presentado por el gobierno británico, que revisa ciertos términos del acuerdo del Brexit alcanzado el año pasado, en particular respecto a Irlanda del Norte.

«En mi opinión, inclusive si llegamos a un acuerdo sobre la futura relación, si existe una amenaza de que (Reino Unido) legisle para socavar el tratado de retirada, violando el derecho internacional, no creo que otro acuerdo sea ratificado», dijo ante el Parlamento el ministro de Relaciones Exteriores irlandés, Simon Coveney.

«¿Por qué la UE ratificaría un nuevo acuerdo con un país que amenaza con romper otro que tiene menos de 12 meses?«, se preguntó.

El controvertido proyecto de ley revisa ciertas disposiciones sobre ayudas estatales y aduaneras para la provincia británica de Irlanda del Norte, para evitar reinstaurar una frontera con la vecina República de Irlanda.

El Gobierno del primer ministro británico, Boris Johnson, lo justificó por la necesidad de proteger la integridad de su mercado interno, aunque reconoció que el texto viola el derecho internacional.

Suella Braverman, asesora legal del Gobierno británico, defendió hoy el método ante el Parlamento.

«Es por completo constitucional y legal en términos de la ley (del Reino Unido) refrendar una ley que podría violar el derecho u obligaciones internacionales consecuencia de un tratado», sostuvo la letrada, citada por la agencia de noticias AFP.

Fuente: Telam

Artículos Relacionados

Francisco pide a Europa «concordia y colaboración» para enfrentar las consecuencias de la pandemia

Dia uno

The Washington Post reflejó la denuncia por supuesto espionaje ilegal en la Argentina

Dia uno

El petróleo cerró hoy con precio negativo por primera vez en su historia

Dia uno