Nacionales

Kicillof reabrió la planta de Dánica: “No vamos a permitir que se cierren empresas y se pierdan puestos de trabajo”

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, recorrió la planta de Dánica en Llavallol junto al intendente de Lomas de Zamora, Martín Insarurralde, y se mostró “muy contento” con la vuelta a las actividades luego de una semana de conflictos.

“Lo que había pasado era que la fábrica había cerrado por un tema de diferencias entre trabajadores y la empresa. Actuó el Ministerio de Trabajo nacional y provincial, obviamente acompañado de Martin Insaurralde. Hoy estamos acompañando algo que empezó a pasar el sábado pero la fábrica está produciendo. Esa es la buena noticia”, afirmó el mandatario provincial.

En esa sintonía, Kicillof confesó que estaban “muy preocupados por la situación” y que ahora está “muy contento de que se haya reanudado la producción”. “Hay pocos sectores produciendo y no podemos permitir que se cierren empresas y se pierdan puestos de trabajo”, señaló.

“Había un conflicto que venía de antes. Lo hablamos con el sindicato y la empresa, y no estamos en condiciones de tomar otro camino que no sea el diálogo. No se puede dejar de producir ni tampoco que las fuentes de trabajo dejen de funcionar. Hay sectores que no tienen permiso y, en los que tenemos, hay que aprovecharlos”, agregó, en declaraciones televisivas.

El gobernador bonaerense estuvo acompañado por el intendente de Lomas de Zamora, quien defendió lo hecho hasta el momento por el Gobierno nacional con la cuarentena y apuntó que, junto a otros jefes comunales, instan a “ser muy rígidos” con el aislamiento en el Conurbano.

“Tenemos a la capacidad máxima de empleados municipales, policías y profesionales de la salud trabajando. Es muy difícil contener a todos si flexibilizamos áreas que no son imprescindibles”, agregó Insaurralde.

EL CONFLICTO

La empresa Dánica decidió reanudar la producción en su planta de Llavallol luego de haber cerrado las puertas en medio de la pandemia por coronavirus, la cual profundizó la difícil situación que atravesaba. Sin embargo, el trasfondo de este cierre tenía que ver con un nuevo conflicto con el personal.

Después de un 2019 con varios problemas, los 150 trabajadores de la fábrica realizaban sus tareas con normalidad. Sin embargo, cinco empleados fueron despedidos por “negarse a hacer horas extra” y, tras una disputa gremial, la fábrica cerró sus puertas acusando una profundización por la crisis a causa del Covid-19.

Tras idas y vuelvas, la empresa comunicó este sábado que reabrió sus puertas y reanudó la producción en su planta.

Artículos Relacionados

Coronavirus: Marco Lavagna aislado de forma preventiva tras regresar de EEUU

Dia uno

Estiman que a fines de junio podría llegar al pico máximo el coronavirus

Dia uno

Trotta aseguró que las clases volverán «cuando superemos la pandemia»

Dia uno