Nacionales

La ANMAT advirtió sobre la falsificación de un conocido aceite de oliva

Asímismo, también prohibió la comercialización de otro aceite vegetal y de una firma que distribuye medicamentos y especialidades medicinales.

Por medio de la disposición 940/2020 publicada en el Boletín Oficial, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) avisó sobre la falsificación de un producto de una popular firma de encurtidos.

Se trata de una imitación del “Aceite de Oliva extra virgen” de la marca Nucete. El comunicado expresa que no cumplía con “la normativa alimentaria vigente” por tratarse de un artículo que estaba falsamente rotulado, además de utilizar la información correspondiente al genuino. El alimento falsificado presentaba varias diferencias en cuanto al original: la calidad de impresión de las etiquetas que identifican al producto, la diferencia de precio (más económico que el verdadero), el capuchón y el cierre del envase son distintos, y la falta del sello “Nucete” en la tapa (como acostumbra tener el auténtico).

La empresa Agroaceitunera Sociedad Anónima, productora de los encurtidos, manifestó que estaba al tanto de la situación por la presencia de un artículo ilegítimo que imitaba al original y hacía uso de su nombre para comercializar.

Por su parte, la Dirección de Industrias y Productos Alimenticios (DIPA) del Ministerio de Desarrollo Agrario de Buenos Aires, verificó que este falso alimento vegetal era vendido en la localidad de Bragado, provincia de Buenos Aires. Entonces, por tratarse de mercadería que no se identifica de forma segura, porque se desconoce de dónde proviene y cómo se elaboró o produjo, no podrá ser comercializada ni distribuida en ninguna parte del país.

Por otro lado, la disposición 939/2020 señala que la ANMAT prohibió la comercialización en todo el territorio nacional del “Aceite de Girasol – Aceite 100% Vegetal” de la marca Don Carlos.

Esta medida se debe a que el alimento era vendido utilizando registros sanitarios (distribuido bajo la razón social “Peralta Marcos Damián”) dados de baja en el año 2014. Luego de chequear que carece de registro, además de que no pueden garantizarse las condiciones de calidad, fraccionado y elaboración, se lo debió catalogar como “producto ilegal”.

Se trata de una imitación del “Aceite de Oliva extra virgen” de la marca Nucete. El comunicado expresa que no cumplía con “la normativa alimentaria vigente” por tratarse de un artículo que estaba falsamente rotulado, además de utilizar la información correspondiente al genuino. El alimento falsificado presentaba varias diferencias en cuanto al original: la calidad de impresión de las etiquetas que identifican al producto, la diferencia de precio (más económico que el verdadero), el capuchón y el cierre del envase son distintos, y la falta del sello “Nucete” en la tapa (como acostumbra tener el auténtico).

La empresa Agroaceitunera Sociedad Anónima, productora de los encurtidos, manifestó que estaba al tanto de la situación por la presencia de un artículo ilegítimo que imitaba al original y hacía uso de su nombre para comercializar.

Por su parte, la Dirección de Industrias y Productos Alimenticios (DIPA) del Ministerio de Desarrollo Agrario de Buenos Aires, verificó que este falso alimento vegetal era vendido en la localidad de Bragado, provincia de Buenos Aires. Entonces, por tratarse de mercadería que no se identifica de forma segura, porque se desconoce de dónde proviene y cómo se elaboró o produjo, no podrá ser comercializada ni distribuida en ninguna parte del país.

 

Artículos Relacionados

Cancillería anunció 21 nuevos vuelos para el regreso de más de 4.000 argentinos desde el exterior

Dia uno

Cafiero defendió la constitucionalidad de la decisión presidencial

Dia uno

El objetivo del 2021 será el de «fortalecer el plan Potenciar Trabajo»

Dia uno