Internacionales

Líbano suspendió la realización de pruebas de coronavirus tras las explosiones

El Gobierno libanés suspendió hoy las pruebas de coronavirus a causa de las explosiones registradas ayer en la capital Beirut que dejaron al menos 135 muertos y más de 5.000 heridos, informaron las autoridades.

«No somos capaces de movilizar a los equipos de campo para realizar pruebas en estos momentos, tenemos que analizar nuestras pérdidas», expresó la jefa de la Unidad de Epidemiología y Vigilancia del Ministerio de Sanidad, Nada Ghosn.

«No sabemos lo que está pasando ahora mismo, no tengo respuestas», agregó, según el diario libanés The Daily Star, citado por la agencia de noticias Europa Press.

El Ministerio de Sanidad indicó en un nuevo balance que durante las últimas 48 horas se han registrado 355 nuevos casos de coronavirus y tres fallecidos, a pesar de que durante la jornada no se realizaron testeos.

Las autoridades confirmaron hasta la fecha 5.417 casos, con 68 fallecidos, según la Universidad Johns Hopkins.

La pandemia, que presentó un importante repunte durante las últimas semanas, podría complicar la situación que atraviesan en estos momentos los hospitales de Beirut y sus alrededores, al borde de verse superados por la elevada cantidad de víctimas por las explosiones.

El Ejecutivo aprobó a finales de julio extender la «movilización general» hasta el 30 de agosto y anunció un endurecimiento de las restricciones, incluido el cierre de bancos, parques, bares, discotecas, mercados y piscinas, a causa del aumento de los contagios. Las autoridades iniciaron en junio un proceso de reapertura para intentar reactivar la economía debido a la grave crisis que atraviesa el país, agravada por la pandemia, si bien volvió a imponer restricciones por el repentino incremento de casos de Covid-19.

En este contexto, la preocupación a nivel nacional e internacional aumentó a raíz de las explosiones en la zona portuaria de Beirut, que causaron un devastador impacto a nivel de daños materiales y afectaron al principal punto de importaciones y exportaciones del país. Ello produjo un nuevo golpe a la economía en particular al acceso de la población a alimentos y productos básicos, por lo que el Gobierno ordenó que se habilite el puerto de Trípoli para iniciar operaciones que compensen las pérdidas en Beirut.

Asimismo, las alarmas están relacionadas también con el hecho de que alrededor de 300.000 personas se han quedado sin vivienda, según datos del gobernador de Beirut, Maruán Abud, por lo que podrían estar más expuestas a la pandemia.

Fuente: Telam

 

Artículos Relacionados

Una coalición opositora firma estatutos para enfrentar a Ortega en elecciones 2021

Dia uno

Rusia supera a Italia y Reino Unido con más de 220.000 contagios

Dia uno

El Mercosur acordó un combate regional coordinado frente al avance del coronavirus

Dia uno