Internacionales

“Mr. Poronga”: el argentino que triunfa en Estados Unidos con su insólita marca

Federico Muñóz se mudó a Estados Unidos con toda su familia cuando él tenía 8 años y actualmente es el hombre al frente de una empresa de gran fama en Detroit, Estados Unidos, que se dedica a los destapes de cañerías: “Mr. Poronga“.

Federico, oriundo de Godoy Cruz, Mendoza, explicó a Radio Continental los inicios de su empresa: “Después de 8 años nos dimos cuenta que allí se podía hacer dinero y tener una buena vida. Mis hermanos se abrieron una compañía inmobiliaria que funcionó muy bien y al poco tiempo tuvo la necesidad de realizar el mantenimiento de los emprendimientos de sus inversores”.

La necesidad de destapar las cañerías de los inmuebles arrimó a Federico al negocio que hoy goza de buena fama en el país presidido por Donald Trump. “Me llevó a trabajar en el destape de esas cañerías. Yo me compré una máquina y empecé a hacerlo“, detalló el mendocino.

Tras el éxito de este nuevo emprendimiento, Federico cuenta que llegó la expansión. “Decidimos abrirlo hacia el público en general y así empezó ‘Mr. Poronga’”, recuerda el empresario.

Al ser consultado por el insólito nombre que decidieron ponerle a su empresa, Federico explica que “Fue un poco cómico, nosotros conocíamos a un muchacho que nos venía a hacer los arreglos a nuestras casas. Él es de Uruguay pero es un tipo resentido, con mala onda, que decía todo el tiempo que en todos los países pasa lo mismo, ningún negocio funciona. ‘Uruguay, Argentina, Estados Unidos, es todo lo mismo hace 30 años que estoy acá y no pasa nada’, nos decía siempre. Y mi hermano un día se cansó y le dijo: ‘Vas a ver que no es así, yo le voy a poner una compañía a mi hermano que se va a llamar Mr. Poronga y va a terminar facturando 1 millón de dólares por año”.

Artículos Relacionados

El sueño de Julio Verne: hallan gigantescos cristales bajo la tierra, en México

Dia uno

Bolsonaro convoca a un día de ayuno contra el Coronavirus

Dia uno

Pulseada política en Quito entre la reapertura y el colapso del sistema de salud pública

Dia uno