Nacionales

Una jubilada sufrió un ACV y otros 10 fueron asistidos en las filas de los bancos

La apertura esta mañana de los bancos, que debían pagar jubilaciones, pensiones, asignaciones e Ingreso Familiar de Emergencia, provocó la aglomeración descontrolada de gente, que hacía cola incluso desde la noche anterior. Esta situación se replicó en varias provincias, donde los beneficiarios enfrentaron el frío y el riesgo de contagio para asegurarse el cobro de sus haberes.

Desde el servicio de emergencias 107 manifestaron gran preocupación por la exposición de la “población de riesgo” a la propagación del coronavirus, especialmente después de atender a más de 10 jubilados que sufrieron distintos problemas de salud.

Sergio Stol, subdirector del 107, decalró: “Una persona sufrió una arritmia, otra lipotomía y otra un ACV”. Y agregó: “No se respetó el distanciamiento social. Están todos juntos, charlando. Es tremendo”.

Aunque la atención a los beneficiarios se había desdoblado según las terminaciones del DNI, gran cantidad de gente acudió al mismo tiempo, violando las normas del control de difusión de coronavirus. Según algunos gerentes de distintos bancos, muchos de los que se presentaron tenían tarjeta de débito y no necesitaban ingresar a la sucursal.
Para compensar el desorden que se generó esta mañana, y asegurarse de que todos puedan cobrar sus beneficios, se decidió que los bancos también abrirán sus puertas este sábado y domingo (además de lunes y martes).
Fuente: cien radios

Artículos Relacionados

El gobierno simplificó el acceso al financiamiento a actividades de minería social

Dia uno

El Gobierno reforzó partidas presupuestarias para atender gastos por la pandemia

Dia uno

Argentina implementa un nuevo esquema de vacunación contra la poliomielitis

Dia uno