Sólo el uno por ciento de los vacunados tuvo efectos adversos

Dia uno
Dia uno

El pasado martes arrancó en todo el país la inmunización con la vacuna rusa Sputnik V al personal de la salud que se desempeña en unidades de terapia intensiva (UTI) de los hospitales. En ese contexto, se conocieron los primeros resultados sobre los efectos adversos leves que tuvieron algunos de los que recibieron la primera dosis.

A Misiones arribaron el lunes 28 de diciembre 2.250 dosis del primer componente de la vacuna rusa Sputnik V de las 2.600 que estaban previstas; se espera que las restantes lleguen mañana y se completen las 5.200 en este mes.

Según un informe difundido por el Ministerio de Salud de la Nación, en el país ya se vacunaron en las primeras dos jornadas 32.013 personas, de las cuales 317 presentaron Eventos Supuestamente Atribuibles a la Vacunación e Inmunización (Esavi). Es decir, alrededor del 1% tuvo algún síntoma que se puede relacionar con la primera dosis de la vacuna producida por el Centro Gamaleya de Rusia.

El reporte de este tipo de reacciones es obligatorio cuando se llevan adelante campañas de vacunación y, hasta el momento, los resultados se encuentran dentro de los porcentajes esperables para una vacuna que tiene una aprobación provisoria de la cartera sanitaria nacional.

Según figura en el instructivo ‘Lineamientos técnicos para la Campaña Nacional de Vacunación contra la Covid-19’, se considera un Esavi a “cualquier situación de salud no esperada (signo no favorable o no intencionado, hallazgo anormal de laboratorio, síntoma o enfermedad) que ocurre posterior a la vacunación y que no necesariamente tiene una relación causal con la vacunación o con el producto biológico”.

Según el primer ‘Informe de vigilancia de seguridad en vacunas’, fechado el 31 de diciembre, de los 317 Esavi, 298 (el 94%) posiblemente se relacionan a la aplicación de la vacuna.

Entre los síntomas los más reportados fueron fiebre con cefaleas y/o mialgias: 140 de los vacunados (44,2%); cefalea y/o mialgias 81 de los vacunados (25,6%); fiebre como único signo 36 de los vacunados (11,4%); reacción local en el sitio de inyección 30 de los vacunados (9,5%); alergia leve en cuatro de los vacunados (1,3%), lipotimia en cuatro de los vacunados (1,3%) y fiebre con síntomas gastrointestinales en tres de los vacunados (0,9%).

Del restante 6%, en el informe detallaron: “Puede ser un error programático en 16 de los vacunados (5%); un caso (0,3%) no se relaciona ya que es una persona que sufrió un traumatismo de cráneo previo a la vacunación; las restantes dos personas vacunadas con algún Esavi tuvieron angor; hemiparesia y ambos están en estudio”.

En tanto, hasta el momento no se reportó en el país ningún Esavi grave. Aquí se encuadra a “todo aquel evento que deriva en hospitalización o la prolonga, resulta en discapacidad significativa o persistente, anomalía congénita o fallecimiento”. Los eventos graves deben notificarse de manera obligatoria al sistema de vigilancia en forma inmediata, según explica el informe.

En el mismo instructivo, el Ministerio remarca que “la aparición de un Esavi, si bien denota una asociación temporal, no implica necesariamente una relación de causa y efecto. La causalidad entre el evento y la vacunación se determinará mediante la investigación del caso”.

Según el reporte, 18 de las 24 jurisdicciones han notificado algún Esavi. “El 99,3% de los eventos reportados fueron leves y moderados, que no requirieron hospitalización y evolucionaron con recuperación completa”, indicaron.

Fuente: El Territorio

 

Share this Article