Borracha, una policía fingió un abuso sexual para evadir un control policial

Dia uno
Dia uno

La integrante de la fuerza de la Ciudad fue demorada por sus pares bonaerenses; tenía más del triple de alcohol permitido en sangre

De manera insólita, una policía de la ciudad de Buenos Aires simuló un abuso sexual en un control policial en San Isidro, mientras circulaba en un Wolkswagen Gold, en estado de ebriedad. El caso ocurrió el sábado pasado, pero cobró relevancia en las últimas horas cuando se viralizó un video que registra todo el acting de la oficial de policía.

“¿Me dejan pasar el auto? Listo, yo hago la denuncia. Yo hago la denuncia… Ustedes tres, se van conmigo, se van conmigo…”, se le escucha decir en el primer tramo del video a la oficial Lorena Centurión.

A continuación, se la ve que escribe en su celular y que comienza a llorar y se altera. Y hace una llamada a los gritos. ”Jefe, ¡mirá cómo estoy, mirá cómo estoy! ¡El pantalón todo bajo, jefe, el pantalón todo bajo, mirá cómo me hicieron!”. Y agrega: “Quisieron abusar de mi”.

Centurión, oficial ayudante de la comisaría vecinal 6B de la Policía de la Ciudad, fue detenida por efectivos de la fuerza bonaerense cuando intentaba ingresar de contramano a la ruta Panamericana, a la altura del partido de San Isidro. Tenía 1,78 gramos de alcohol por litro de sangre.

Junto a Centurión, viajaba Nelson Guzmánoficial primero de la Comisaría 6A, que también estaba alcoholizado. Tenía 1,82 gramos de alcohol por litro de sangre. Ambos fueron demorados, imputados por resistencia a la autoridad. Las autoridades porteñas los desafectaron tras lo ocurrido.

Según trascendió, Centurión llamó a la plataforma de Emergencia de Seguridad poco antes de las 6 de la mañana. Denunció que se encontraba desnuda en un Wolkswagen Gol de su propiedad y aseveró que había sido abusada por tres efectivos de la Policía de la provincia de Buenos Aires.

Sin embargo, por geolocalización del teléfono de Guzmán, el oficial que acompañaba a Centurión, determinaron que ese dato no era correcto. Y los ubicaron cerca de Boulogne Golf Club.

Cuando los patrulleros de la Ciudad arribaron al lugar, los efectivos bonaerenses explicaron que sus pares se encontraban alcoholizados, les señalaron la infracción vial, y consignaron que Centurión los había insultado e incluso que se desnudó.

Luego de ser trasladados a una comisaría, a Centurión y Guzmán se les secuestraron las armas y se les abrió un expediente por resistencia a la autoridad. Con posteridad, fueron liberados.

Sin embargo, el caso tuvo consecuencias en la Ciudad. La Oficina de Transparencia y Control Externo del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño les abrió un sumario administrativo y los colocó en situación de “revista pasiva”, una situación en la que que no percibirán sus salarios mientras dure la investigación, y que puede derivar en la expulsión de la fuerza.

Con información de la agencia Télam

TAGGED:
Share this Article
Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *