La detención de un líder indígena agudiza las protestas contra el gobierno de Lasso

Dia uno
Dia uno

Las protestas contra el gobierno de Guillermo Lasso que iniciaron este lunes varios sectores de Ecuador, liderados por la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), se vieron potenciadas este martes por la detención y traslado a un penal del líder de esa organización, Leónidas Iza, sin una acusación concreta, y la denuncia del Ejecutivo de que hubo actos vandálicos.

Las manifestaciones, en principio para rechazar la suba en el precio de los combustibles, amenazan con radicalizarse por la detención de Iza, por quien su abogado presentó un recurso de habeas corpus.

«Grupos de élite de la Policía y las FFAA detienen de manera ilegal a Leónidas Iza, presidente de la Conaie. Llamamos a nuestra estructura organizativa a radicalizar las medidas de hecho por la libertad de nuestro máximo líder y por la dignidad de la lucha», expresó la Conaie en un comunicado difundido este martes en Twitter.

La protesta había comenzado el lunes con bloqueos de rutas, barricadas y algunas concentraciones en al menos 10 de las 24 provincias del país.

La Conaie, que mantuvo varios diálogos sin resultados con el gobierno, reclama que los precios de los combustibles bajen a 1,50 dólares del galón (3,78 litros) de diésel y a 2,10 para la nafta de 85 octanos.

Entre mayo de 2020 y octubre de 2021, los precios eran revisados mensualmente, por lo que el diésel casi se duplicó (de 1 a 1,90 dólares) y la nafta común subió un 46% (de 1,75 a 2,55).

La organización indígena más poderosa del país protesta también por la falta de empleo y la entrega de concesiones mineras en territorios nativos, y reclama el control de precios de los productos agrícolas y la renegociación de deudas de campesinos con los bancos.

“Ahora que hemos empezado a reactivarnos, #NoPodemosParar. Quienes cometan actos vandálicos van a responder ante la justicia y el pueblo ecuatoriano”, escribió el presidente Lasso en su cuenta de la red Twitter.

Pero el clima se espesó con la detención de Iza, que además cambió el eje de las manifestaciones, trasladadas en buena medida a las puertas del penal a donde fue llevado el líder social.

«Las Fuerzas Armadas, con seis camiones militares y dos vehículos con personal de civil» detuvieron de forma «arbitraria e ilegal” a Iza, advirtió la Conaie, que juzgó al hecho como “un claro accionar represivo que viola el justo y legítimo derecho a la protesta de un pueblo levantado que reclama por su derecho a vivir con dignidad».

La Policía informó inicialmente, en Twitter, que Iza fue detenido “por presunción de comisión de delitos», y puesto a disposición de la Fiscalía, que luego detalló que recibió “el parte de aprehensión en flagrancia” del dirigente, que cortaba la vía Panamericana E35 y «dirigía e impulsaba acciones para el recrudecimiento y radicalización de la violencia”.

Un fuerte contingente de militares y policías custodió las puertas de la Unidad de Flagrancia de la Fiscalía porque ahí se haría la audiencia de flagrancia contra Iza y habían llegado miles de simpatizantes de la Conaie.

Pero la cadena Teleamazonas dijo después que Iza estuvo cerca de 10 horas en la Unidad de Flagrancia, y luego fue trasladado al penal de Latacunga, capital de Cotopaxi.

Entonces, indígenas de Saquisilí, Zunbahua, Salcedo y Pujilí prácticamente sitiaron los alrededores de la cárcel en apoyo de su referente. Se unieron entonces integrantes de la Federación de Estudiantes Universitarios de Ecuador (FEUE).

La defensa del presidente de la Confederación presentó entonces un hábeas corpus para lograr su inmediata liberación.

«Carlos Poveda y Lenin Sarzosa, miembros del equipo jurídico de la Conaie, presentaron un hábeas corpus de Leonidas Iza, presidente de la Conaie por haber sido detenido de manera ilegal y arbitraria», reseñó la Conaie en la red Twitter.

Para la Conaie, la libertad de Iza debe ser otorgada de manera inmediata, porque, a su juicio, según los videos del momento de la detención hubo forcejeos y uso ilegítimo de la fuerza.

Aunque no hizo referencia puntual al líder indígena, Lasso señaló que ayer “se produjeron actos vandálicos prohibidos por la Constitución y las Leyes”, advirtió que “detrás de estos delitos hay autores intelectuales y materiales que deben responder al pueblo” y explicó que por eso “se inició la detención de autores intelectuales y materiales, ejecutores de estos actos de violencia».

«Nadie está por encima de la Ley; los ecuatorianos no podemos estar en poder de vándalos que solo quieren provocar el caos», afirmó.

Mientras, un sector de Pachakutik –el brazo político de la Conaie- anunció que promoverá un “proceso de fiscalización a las actuaciones” del Ministerio del Interior, una suerte de paso previo al pedido de juicio político al ministro Patricio Carrillo, reportó el sitio Primicias.

El asambleista Mario Ruiz aseguró que Carrillo ha incumplido sus funciones. “Desde hace rato anda con el cuento de que los que van a salir (a las manifestaciones) son vándalos y hay que darles mano dura”, aseguró el legislador, que remarcó que el sector ya tiene las firmas para un llamado a comparecer al ministro.

TAGGED:
Share this Article