Matías Delfino, Argentino trabajando en ONU Nueva York, Diario 26, Mauro CalvagnaMatías Delfino en la sede de ONU en Nueva York.

*Por Mauro Calvagna

Matías Delfino tenía alrededor de 22 años cuando comenzó su curiosidad por el diseño social, una rama de las artes gráficas que tiempo más tarde revolucionaría el mundo. Su sueño comenzó a hacerse realidad cuando en el trabajo final de grado en la carrera que cursaba en la Universidad de Buenos Aires le pidieron que desarrolle su creatividad y así fue como desde ese momento dio el primer paso para convertirse hoy en uno de los argentinos reconocidos por su inmenso trabajo en UNICEF mostrando a la niñez de una manera única ante el mundo

 

UNICEF (por sus siglas en inglés: United Nations Children’s Fund) trabaja para garantizar el cumplimiento de los derechos de los niños, niñas y adolescentes en todo el mundo, y a través de sus políticas promover el bienestar de las infancias. El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia o Unicef ​ es una agencia de la Organización de las Naciones Unidas con sede en Nueva York y donde Matías soñaba con trabajar algún día.

 

En una entrevista exclusiva con Diario26.com, desde Nueva York, nuestro invitado nos lleva a conocer su historia de inspiración para aquellos que buscan la llave para concretar sus sueños y para que ellos se hagan realidad si tenemos la valentía de perseguirlos: «Cuando tenés entusiasmo, sos soñador y perseverante, nadie te detiene», revela Matías.

 

«Yo tenía 22 años cuando comencé a soñar con esto. Y empecé a buscar la forma de hacer una pasantía en ese lugar inmenso (ONU). Ahí es cuando entablé contactos que me posibilitaron hacerla…Fue hace 20 años que me lancé a esa aventura. Tenía mucho miedo pero también muchas ganas de cumplir mis sueños«, dice Matías recordando ese momento en su vida donde desde Buenos Aires soñaba con el gran edificio que el mundo conoce como United Nations Headquartes en el 760 de United Nations Plaza en Manhattan.

 

Llegar a la gran manzana con una valija llena de sueños 

Desde el aeropuerto de Ezeiza Matías no solo llevaba su valija llena de algunas cosas que le podrían ayudar con su estadía, sino que dentro de ella viajaba con una incertidumbre a aquello nuevo que estaba por atravesar no sabiendo sus resultados. Pero con sus miedos, sus expectativas y su gran deseo de lograr cumplir su meta, salió para el aeropuerto John Fitzgerald Kennedy en Nueva York.

 

«Llegué a Nueva York y no tenía donde quedarme, tenía que alquilar una Mac porque tenerla era muy cara y tampoco hablaba inglés muy bien… Quería aplicar mis conocimientos al bien común«, detalla Matías en la entrevista que le realicé.

 

«Buscaba diseñar para algo más grande que un otro, quería que mi tiempo en el diseño de comunicación sea para un bien común en el cual yo esté de acuerdo». Matías se dedica en gran parte al diseño social que apela a la responsabilidad social del profesional, la que pone en valor la dimensión económico-social de su trabajo, en campos como el diseño de productos, de servicios, de sistemas (incluidos los sociales), arquitectura, urbanismo, comunicación… entre otros y la que pretende convertir la actividad del diseño de empresas y organizaciones en general (incluidas las estructuras sociales) en una actividad científica al mismo tiempo.

Matias Delfino con un grupo de jóvenes en la sede de ONU en Nueva YorkMatias Delfino con un grupo de jóvenes en la sede de ONU en Nueva York.

En cuanto al impacto que se quiere lograr con las gráficas de UNICEF, el diseñador radicado en Nueva York dice: «Buscamos diseños que hagan replantearte ideas sobre algo. El mundo es como un gran Times Square donde hay que ser original para generar un cambio de actitud ante algo con un llamado a la acción…El diseño es un lenguaje universal y traspasa fronteras«.

 

Al indagar sobre cómo llega la inspiración por la ayuda al otro, Matías cuenta que gran parte tuvo que ver con sus padres: «Mi mamá es docente y siempre vi como su espíritu de servicio estaba en ella y mi papá se dedicó a la arquitectura hospitalaria destinada a un bien social. Por ahí viene mi historia«.

 

Un argentino en Nueva York con un pie en la tierra de todas las naciones del mundo

La Organización de las Naciones Unidas ofrece a los estudiantes la oportunidad de llevar a cabo una pasantía en su Sede en Nueva York. El programa de pasantías es solamente para la Secretaría de las Naciones Unidas en Nueva York. Actualmente, los candidatos idóneos interesados en realizar una pasantía en la Sede de la Organización de las Naciones Unidas en Nueva York pueden solicitarla visitando la página Web de Recursos Humanos de las Naciones Unidas. Pero 20 años atrás cuando Matías llegó a ese edificio inmenso de Naciones Unidas, todo (hasta el mundo) era diferente.

 

«Llegar a trabajar a ONU fue cumplir un sueño...Cuando veo mis diseños en la sala de Asamblea General y que todos los líderes mundiales están mirándolos, es maravilloso… Nunca perdí la sensibilidad cada vez que entro a ese lugar donde desarrollo a diario mi trabajo», resalta con una sonrisa el diseñador cuando habla de su labor.

Diseño de Matias Delfino para el Día Mundial de los Niños, UNICEF en su 75 aniversarioDiseño de Matias Delfino para el Día Mundial de los Niños, UNICEF en su 75 aniversario.

Antes de comenzar su viaje a Nueva York, Matías cuenta que trabajó en varias agencias de publicidad y que esa experiencia y la idiosincrasia Argentina fue lo que lo hizo distinguirse en su grupo de trabajo: «Yo venía de trabajar en Argentina con el diseño y hacía un poco de todo. Y eso me permitió avanzar en ONU porque la mayoría se especializaba en una cosa solamente».

 

El diseñador cuenta que en su grupo de trabajo hay personas de todas las nacionalidades del mundo y con estudios similares a los que el se graduó en la UBA, pero que sin embargo la gratuidad de su formación le sorprende a los demás colegas: «Estando en Nueva York valoro mi formación gratuita en una universidad pública, cuando mis compañeros de otra parte del mundo pasan toda una vida pagando sus estudios».

 

«Desde que trabajo ahí he tenido la posibilidad de conocer a todos los presidentes argentinos. Argentina siempre tuvo un rol determinante en la ONU, fue uno de los miembros fundadores. Y la misión Argentina tiene muy buena reputación«, destaca Matías.

Francisco ante la ONUPapa Francisco ante la Asamblea General de Naciones Unidas.

Un momento clave para el diseñador que recuerda con emoción es «ver a Francisco por primera vez en ONU y mi logo allí, fue cumplir un sueño».

Matías vive actualmente en Queens, a media hora en subte de la sede de ONU y revela que «cada vez que camino por ahí es como vivir en una película de un Argentino en Nueva York«. Pero no todo fue así hasta que el atentado terrorista a las torres gemelas en pleno Manhattan estremeció al mundo.

 

«El 11 de septiembre fue impactante. Yo estaba en el subte en la estación que está debajo de las torres cuando todo sucedió… Recuerdo que cuando llegué a trabajar a ONU los guardias cerraron la sede por seguridad y fue muy duro vivirlo. Yo digo que fue el momento donde New York perdió la inocencia...Al principio no entendía quien atacaba y sabiendo que trabajaba en ONU que era uno de los principales objetivos, tuve miedo y fue difícil«, relata con emoción en la entrevista Matías Delfino.

 

En ese momento en todo Estados Unidos se blindó el espacio aéreo y se cerraron las sedes mundiales de organismos que se encontraban en Nueva York, temiendo más ataques y generando pánico en los ciudadanos.

 

«Making Hope Visual»: su muestra de imagenes alrededor del mundo

Making Hope Visual de Matías DelfinoMatías Delfino junto a los niños en su proyecto Making Hope Visual

Es una inicitativa personal de Matías que inició 6 años atrás en la que intenta devolver lo aprendido a través de viajes que viene haciendo durante sus vacaciones. En estos viajes, lleva una muestra de pósters ONU y UNICEF que viene diseñando desde las ultimas dos décadas.

 

Estuvo en varias ciudades de África, América, Asia y Europa. Junto a la muestra da charlas sobre diseño social a estudiantes en Universidades para inspirarlos sobre la capacidad del diseño para generar cambios positivos en la sociedad.

 

«En mis vacaciones viajo y llevo una selección de pósters de ONU/UNICEF para dar charlas y contagiar el entusiasmo del diseño social. Y mostrar como a través de él podemos generar un impacto positivo en las personas. Quiero devolver lo que la sociedad me dio«, afirma Matías.

 

En Argentina lo convocaron para traer la muestra de sus diseños y recordando cuando el se paró 20 años atrás maravillado con los «pósters» que había en la sede de ONU en Argentina, Matías reconoce que su me mejor regalo fue cuando «tuve mi primera exposición con mis trabajos en el Congreso Nacional, fue como un gran momento feliz en mi vida. Estaban todos mis seres queridos y allí entendieron lo que yo hacía afuera. Esa fue la más linda validación«.

Matías es un símbolo de los embajadores que tenemos como argentinos en diferentes partes del mundo, su historia inspira a muchos jóvenes que están buscando concretar sus sueños más allá de las barreras que se les presenten.

 

Al finalizar la entrevista, le pedí que le diera unas palabras para aquellos «soñadores» que desean llegar a la meta y me dice emocionado: «Nunca me rendí ante mi sueño, sentía que tenía que ir para adelante. Puede llevar tiempo, pero siempre llega cuando no bajás los brazos. Les deseo a todos que crean en ustedes y lo hagan«.

Uno de los diseños de Matias Delfino para UNICEF en plena pandemiaUno de los diseños para UNICEF de Matías Delfino para la lucha contra el COVID-19.

Luchar por esos sueños quizá pueda parecer difícil pero por eso fui detrás de Matías, porque es la antorcha de que la llama nunca debe apagarse y que aún estamos a tiempo de ser quien queremos ser.

 

¡Adelante, vayan por sus sueños. Lo pueden lograr!.

 

Mirá la entrevista completa aquí.

FUENTE: DIARIO 26