Salvaje golpiza a una empleada de un consultorio durante un robo en La Paternal

Dia uno
Dia uno

“Tengo pánico de salir, no he podido volver a trabajar”, expresó Rosa, de 60 años.

Una empelada de limpieza de 60 años fue atacada brutalmente en su lugar de trabajo por un delincuente que intentó llevarle la mochila. La mujer quiso defenderse y tras el salvaje ataque a trompadas sufrió la pérdida de varias piezas dentales.

Sucedió en un consultorio odontológico en en barrio porteño de La Paternal, a plena luz del día. Finalmente, el agresor huyó sin llevarse nada. Está prófugo.

Brutal agresión en un consultorio de La Paternal. El delincuente muele a palos a una mujer de limpieza por una mochila. Foto: captura de video

El hecho ocurrió el pasado jueves pasadas las siete de la mañana en Avenida San Martín y Espinosa, pleno barrio de La Paternal. Allí, Rosa, empleada de limpieza, realizaba su trabajo dentro del consultorio odontológico.

En las imágenes se ve a un hombre que ingresa en soledad al consultorio con una mochila y sin armas. Unos segundos después, vuelven a tomar al ladrón, que intenta salir del lugar, pero con otra mochila.

Es ahí cuando se desata la agresión. La mujer, escobillón en mano, trata de impedir el robo de su mochila y se la saca de las manos al delincuente. En ese momento, el ladrón comienza a golpearla salvajemente, llevándola desde el recibidor hasta dentro del consultorio.

Pero allí no se detiene. Arrinconada, Rosa recibe un castigo brutal, furioso, a puño cerrado. Tras una andanada interminable de golpes, el delincuente emprende su retirada sin llevarse nada.Rosa, la víctima que fue atacada salvajemente por un ladrón que intento robarle la mochila.

Rosa, la víctima que fue atacada salvajemente por un ladrón que intento robarle la mochila.

«Las heridas seguramente con el tiempo sanarán, pero esta angustia que tengo no se va. Veo las imágenes y tiemblo. Tengo pánico de salir y no he podido volver a trabajar», relató Rosa en charla con el Canal Telefé.

«Hace bastante tiempo que trabajo ahí y nunca me había pasado algo parecido. Había dejado la puerta abierta porque estaba con baldes lavando la vereda. Lo raro es que no tenía nada para robar ahí. Sólo mi mochila que quedó colgada en el recibidor. Encima ni el celular tenía porque me lo había olvidado», contó con tono de resignación la víctima.

Las fotos son elocuentes. Hematomas, moretones en gran parte del rostro, varias piezas dentales perdidas y una sensación que la propia víctima resume: «Tengo miedo«.

«Entró, me empujó hacia el baño y me encerró. Salí, lo vi que se iba con mi mochila, se la arrebaté y ahí fue que se dio todo. Me empezó a golpear», sintetizó el momento la empleada de limpieza.

Fuentes policiales confirmaron que la denuncia fue realizada pero que aún no hay detenidos en la causa y se encuentra en etapa investigativa. Clarin

TAGGED:
Share this Article
Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *