Siete allanamientos y tres “demorados” por el crimen del arquitecto Joaquín Pérez en Rosario

Dia uno
Dia uno

Fueron detenidos por tenencia de armas, pero no hay elementos que los vinculen al asesinato. Les tomarán muestras genéticas para nuevas pericias.

Tres hombres fueron demorados durante siete allanamientos realizados este martes en la búsqueda de elementos que permitan avanzar en la investigación por el asesinato del arquitecto Joaquín Pérez, el crimen ocurrido el 19 de octubre en Rosario que derivó en protestas y en dos nuevas concentraciones contra la inseguridad.

Los detenidos serán llevados a audiencia imputativa por la tenencia de armas de fuego, aunque por el momento no hay elementos que permitan señalarlos como partícipes del homicidio del joven arquitecto, de 34 años de edad.

Se les secuestraron dos armas calibre 22. El fiscal Adrián Spelta, que investiga el caso, dispuso que se les extraiga material genético para cotejar el ADN con rastros levantados del Renault Clio que le robaron a Pérez antes de dispararle.

Joaquín Pérez (34), el arquitecto asesinado en Rosario durante un asalto. Foto Facebook

Joaquín Pérez (34), el arquitecto asesinado en Rosario durante un asalto. Foto Facebook

El arquitecto recibió un impacto de bala en el tórax y otro en la ingle cuando fue abordado por dos delincuentes que se movilizaban en moto. La víctima estaba por dejar el auto en una cochera del barrio Arroyito, ubicada a metros de su vivienda.

Herido, alcanzó a recorrer el trayecto hasta su casa y se desplomó al llegar a la puerta. Falleció minutos más tarde en un hospital.

Durante los allanamientos del martes se secuestraron dos motos que tienen características similares a las utilizadas por los asaltantes.

Tras el crimen de Pérez, hubo marchas para protestar contra la inseguridad en Rosario: Foto: Juan José García

Tras el crimen de Pérez, hubo marchas para protestar contra la inseguridad en Rosario: Foto: Juan José García

Las cámaras aportadas por vecinos de la zona permitieron reconstruir el trayecto realizado por los autores del crimen, antes y después del ataque. La policía Federal trabajará en el mejoramiento de las imágenes.

Las pericias sobre el auto de Pérez, realizadas por personal de la fiscalía local y de la policía Federal de Chaco, continuaban este martes con el levantamiento de rastros genéticos y huellas.

El Renault Clio había sido ya peritado en dos oportunidades. En la primera los especialistas no encontraron elementos y en la segunda se hallaron huellas en la puerta del conductor, una completa y dos parciales, que están siendo analizadas.

Otro material de análisis es la pericia balística. Se busca reconstruir la trayectoria de los proyectiles y datos sobre las dos armas utilizadas en el ataque. Una de ellas, calibre 40, quedó en el habitáculo del auto robado, abandonado a pocas cuadras del lugar donde fue atacado Pérez.

Tras el crimen de Pérez, hubo marchas para protestar contra la inseguridad en Rosario: Foto: Juan José García

Tras el crimen de Pérez, hubo marchas para protestar contra la inseguridad en Rosario: Foto: Juan José García

El fiscal trabaja sobre tres líneas de investigación, aunque todas se corresponden con la hipótesis inicial, que apuntan a un robo al voleo.

El homicidio de Pérez reavivó el debate sobre la inseguridad, pocos días después de que llegaran a Rosario 575 agentes de fuerzas Federales. A pesar de la llegada de ese refuerzo, tras el crimen de Pérez el intendente de Rosario, Pablo Javkin, reclamó cambios en los operativos. “Que empiecen a cuidarnos mejor”, se quejó.

Dos días después del crimen los vecinos del barrio Arroyito se concentraron para reclamar medidas contra la inseguridad y avances en la investigación.

Ocho días más tarde la concentración se desarrolló en el Monumento Nacional a la Bandera.

El gobernador Omar Perotti y el intendente Pablo Javkin se presentaron ante los vecinos, tras aceptar la invitación de los familiares de Pérez para que participen del encuentro.

Durante la protesta se vivieron momentos de tensión. Los dirigentes fueron insultados y Perotti debió marcharse rápidamente, custodiado por personal policial.

“Asesino”, “Sos una basura”, “Que se vayan” o “Delincuentes”, le gritaba la gente, muchos de ellos familiares de víctimas de la violencia. Javkin permaneció más tiempo, pero finalmente también se marchó frente al descontento de la gente.

Tras esa concentración se dispuso que la jefa policial de la provincia asuma también la conducción de la fuerza en Rosario, y se oficializó el pago de un millón de pesos de recompensa para aquellos que puedan aportar datos certeros que permitan esclarecer el crimen de Pérez.

TAGGED:
Share this Article
Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *