Condenaron a prisión perpetua a los integrantes de “La banda del FAL”

Dia uno
Dia uno

Uno de los miembros de ese grupo criminal había sido responsable del secuestro del padre de Pablo Echarri

Cuatro de los cinco integrantes de la denominada La Banda del FAL fueron condenados a prisión perpetua por el crimen de un empresario al que le robaron $6.000.000 durante un asalto en 2017 en la localidad bonaerense de Florencio Varela y por el robo perpetrado pocos meses después en un banco de Tigre, del que se llevaron $750.000 en un golpe que transcurrió en solo 30 segundos.

Uno de los condenados es Maximiliano “Pachu” Peñaflor, de 43 años, un delincuente que durante la primera década del 2000 estuvo involucrado en varios casos de secuestros extorsivos.

Las penas de prisión perpetua dictadas por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 de Quilmes recayeron, además de en Peñaflor, en Juan “Pelado” Mendoza, Laureano Juan “Nani” Nievas Torres y Ezequiel Dzikoski.

Fuentes judiciales informaron a Télam que los delitos endilgados fueron “homicidio calificado criminis causa en concurso real con robo calificado por el uso de armas de fuego, en concurso ideal con robo calificado por su comisión en poblado y en banda en concurso real con tenencia ilegal de arma de guerra”, en perjuicio de Aldo Venturini, de 69 años.

En tanto, los jueces Alicia Anache, Alejandro Portunato y Darío Hernández sentenciaron a 10 años de cárcel a Ricardo Castro Madrid como “partícipe necesario de robo con armas”.

El TOC 3 coincidió en parte con el fiscal de juicio, Andrés Nieva Woodgate, quien había pedido perpetua para los cinco acusados.

Por el caso había un sexto sospechoso, identificado como Gustavo Olivera, alias Cabezón, quien apareció ahorcado en la cárcel de General Alvear en junio de 2017.

Por su parte, Pachu Peñaflor había recuperado la libertad en abril de 2016 luego de cumplir varios años de condena por los secuestros extorsivos en los que estuvo involucrado. Entre esos hechos estuvieron el rapto de Antonio Echarri, padre del actor Pablo Echarri, cometido en 2002 en Avellaneda; el de Cristian Ramaro, en 2004 en Tigre; y el del adolescente Nicolás Garnil, en 2005 en San Isidro.

La sentencia contra la organización criminal liderada por Peñaflor fue por el homicidio del empresario Venturini, cometido el 30 de enero de 2017, alrededor de las 10, en la intersección de avenida República de Francia y José Blanco, de Florencio Varela, donde la víctima se trasladaba a bordo de una camioneta Renault Master junto a dos policías que lo custodiaban.

Según la investigación, el empresario había partido desde su distribuidora de cigarrillos, galletitas y golosinas rumbo a un banco para depositar $6.000.000.

En esas circunstancias, el vehículo fue interceptado por una camioneta Ford Ranger, de la que varios delincuentes se bajaron y comenzaron a disparar con pistolas y fusiles, por lo que se originó un tiroteo en el que Venturini, quien viajaba en el asiento del acompañante, fue alcanzado por balazos que le provocaron la muerte prácticamente en el acto.

Parte del arsenal que utilizaba la organización criminal
Parte del arsenal que utilizaba la organización criminal

En tanto, uno de los policías que lo custodiaban resultó herido en una pierna, mientras que la banda escapó con el botín en medio de la balacera, en la que emplearon, entre otras armas, fusiles FAL.

El otro hecho por el que fueron condenados fue el asalto cometido el miércoles 10 de enero de 2017, alrededor de las 16.15, en la sucursal del Banco Industrial, situada en avenida Cazón 253, Tigre, donde tras romper el blindex de entrada los delincuentes robaron en 30 segundos $750.000 .

La investigación contó con el aporte del Laboratorio de Análisis de Imágenes Criminológicas (LAIC) de la Secretaría de Protección Ciudadana del Municipio de Tigre, que permitió el seguimiento de los videos del robo.

En ese asalto, los delincuentes dispararon sus fusiles y dejaron dos vainas servidas que al ser cotejadas con las 180 cápsulas que quedaron en la escena del crimen del empresario Venturini, arrojaron coincidencia, lo que permitió vincular ambos hechos con la misma banda.

Por otro lado, un Tribunal del Fuero Federal ya había condenado a Peñaflor y a Mendoza a 14 años de cárcel y a Dzikoski a 12 por cinco secuestros extorsivos, cometidos entre octubre de 2016 y marzo de 2017, por los que cobraron más de $500.000 en rescates.

TAGGED:
Share this Article
Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *